27.1.15

Literatura de las etapas griega y romana

Inauguramos la nueva categoría del blog 'Literatura de todos los tiempos'

Bienvenidos a la primera entrega de la categoría. Este proyecto se llevará a cabo durante todo el mes de Febrero y parte de Enero (las dos primeras entradas que se subirán esta semana). 'Literatura de todos los tiempos' nos completará el calendario publicando entradas cada martes y jueves a las 12 del mediodía (hora peninsular española) acercándonos información, escritos y enlaces de todas las corrientes y etapas literarias.

En esta primera entrega leeremos a fondo los textos de la Etapa clásica, formada por partes: la literatura griega (del 900 al 300 a.c.) y la romana (del 753 hasta el 476 a.c.).
Los griegos destacaron en todas las disciplinas tanto científicas como literarias. En esta última sobresalieron casi en todos los géneros, excepto en la novela. Sin embargo, dentro de esta calidad literaria, cabe mencionar la labor cultivada en el teatro, especialmente en la tragedia.  Los griegos, además de lo que hemos mencionado en el campo de la literatura, fueron los fundadores de las matemáticas, de la física, política, filosofía, entre otras. No hay ninguna otra cultura, como la griega, que haya trascendido tanto. En el siglo VI a C., sobresalieron las ciudades de Atenas, Tebas, Esparta y Corinto. Cada una de ellas tenía autonomía y poderío.
La literatura Romana (o latina) es considerada una rama de la griega. Grecia ejerció una poderosa influencia cultural sobre Roma, pero estos dos pueblos lograron fusionarse en uno solo; herencia que fue transmitida al mundo moderno. Esta fusión permitió un mejor desarrollo de los pueblos: por un lado, la creatividad poética de los griegos; y por el otro, la práctica administrativa y el derecho romano. Los romanos fueron los creadores del imperio más impresionante de la historia, porque fueron prácticos y realistas. Supieron aprovechar la grandeza de Grecia para asumirla y enriquecer con la de Roma.

Etapa Griega
Etapa Romana
Características:
• Búsqueda de la belleza y de la perfección.
• Armonía y equilibrio.
• Proporción de la armonía, el ritmo y la elegancia.
• Importancia de los mitos.
• Equilibrio entre el fondo y la forma.

Representantes:
• Homero,
• Esquilo,
• Sófocles,
• Eurípides,
• Safo,
• Píndato,
• Aristófanes,
• Demóstenes,
• Platón,
• Sócrates, y
• Aristóteles. 

Obras representativas:
• La Ilíada,
• La Odisea, 
• Edipo Rey,
• Antígona, 
• Medea,
• Las troyanas, 
• La avispas, y
• Las nubes.
Características:
• Preocupación por lo imponente.
• Imitación de la cultura griega.
• Eminentemente prácticos y realistas.
• Estilo elegante.
• Destacaron en la oratoria. 



Representantes:
• Plauto,
• Terencio,
• Cicerón,
• Virgilio,
• Horacio,
• Ovidio, y 
• Séneca. 



Obras representativas:
• Catilinarias,
• La Eneida,
• Metamorfosis, 
• Las Heroidas,
• Odas, 
• Sátiras, y
• Las Geórgicas. 

No pretendas saber, pues no
está permitido, 
el fin que a mí y a ti,
Leucónoe,
nos tienen asignados los 
dioses, 
ni consultes los números 
Babilónicos. 
Mejor será aceptar lo que 
venga, 
ya sean muchos los inviernos
que Júpiter
te conceda, o sea éste el
último,
el que ahora hace que el mar
Tirreno 
rompa contra los opuestos 
cantiles. 
No seas loca, filtra tus vinos 
y adapta al breve espacio de 
tu vida 
una esperanza larga. 
Mientras hablamos, huye el 
tiempo envidioso. 
Vive el día de hoy. Captúralo. 

No fíes del incierto mañana.
(Horacio, Carminum I - 11)



A Megacles de Atenas,
El más bello preludio para la estirpe potente
de los Alcmeónidas es Atenas, la gran ciudad,
cuando hay que echar cimientos de canciones
en honor de los caballos.
Pues ¿qué patria, qué casa habitando podrás tu nombrar
que en Hélade sea oída
como más gloriosa?
Porque en todas las ciudades se propala la fama
de los ciudadanos de Erecteo, oh Apolo, los que
en Pitón divina construyeron tu casa admirable.
¡Pero cinco victorias en Istmia me guían, y una muy insigne,
la Olimpíada de Zeus,
y dos conseguidas en Cirra,
oh Megacles, tuyas y de tus antecesores!
En el éxito nuevo me gozo. Pero esto me duele:
que la envidia se vuelva a las obras hermosas. Se dice, por cierto,
que la dicha floreciente, constante,
trae así al hombre lo uno igual que lo otro.
(Píndaro, Píticas A Megacles de Atenas)


¡Nos vemos en la siguiente entrega este Jueves 29 con 'Literatura de la Edad Media'!


Fuentes: Fournier C., Análisis Literario (México 2002) &
Enciclopedia Libre Universal en Español (Enciclopedia.us.es).
Enclaces: Poemas clásicos (Biblioteca de Ciudad Seva) &
Página de 'Literatura' (Materiales de lengua y literatura). 

[#1: 'Etapa clásica' por Equis | Literatura de todos los tiempos]
Leer, cada ocho horas, es el remedio

numero de visitas de una pagina web

Seguidores

Entradas populares

Twitter