14.10.14

Trinchera emocional (El verso endecasílabo)

Su boca es precipicio de sus propias
verdades más profundas y guardadas.
Mientras sus rubíes a mí me mienten
su labio -curvado- delata aquello que siente.

Como quieres respetar la palabra
si tú ante un poema así de confuso
¡con tantísimos enigmas, incluso
acertijos que tu mente no abra!

Si no me atraen mujeres con odios,
ni chicas ladronas de corazones,
ni falsa alegría o el típico ex-novio.

Rompo con el dogma -moral- de sinrazones
al ser mártir de sus carnes. Es obvio:
me pierden almas fieles a emociones.

"Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras 
sinceras no son elegantes"
Lao-Tsé
Leer, cada ocho horas, es el remedio

numero de visitas de una pagina web

Seguidores

Entradas populares

Twitter