1.12.14

Paralelas horizontales


Por Equis.
Da igual cuanto beses
si terminarás arrojándote a los versos.
Da igual.
Mi naturaleza me empuja a
presentar en mi hojas
y añadir parches
a las heridas en mi costura,
mas no me llenan su vacío
pero me recuerdan que da igual.

Da igual qué cene si acabaré arrojándome al cenicero,
da igual cómo amé si terminé arrojándome a la amargura,
da igual cuándo lo haga si acabaré ahogándome,
da igual dónde haya perdices si terminaré arrojándome a la pérdida,
no importa porqué me arroje si acabaré escribiendo a tinta roja.

Paralelas horizontales que restan
importancia  a  todas  las  cosas.

Tú que conoces al gato y al perro,
sonríete,
porque no importa las veces te estrelles
si continuas cazando estrellas.

Da igual que se escriba de corazón
si las palabras no sirven de coraza.
Por eso me dan igual
las estrellas,
las cenizas,
la amargura,
mi asfixia,
las pérdidas
y la sangre.

Sonríete,
tanto a tí
como a mí
nos das igual.
Leer, cada ocho horas, es el remedio

numero de visitas de una pagina web

Seguidores

Entradas populares

Twitter