20.2.15

'Cibercaptura' por Manuela Vicente Fernández


Vivo en un mundo virtual con un cuerpo físico. Prisionera de una realidad de autómatas, que ejecutan sus acciones mecánicamente. Si grito, centenares de cabezas se volverán a mirarme, mientras bicentenares de manos inmortalizarán mi grito con sus dispositivos móviles. Si intento arrebarles sus mortíferas armas, las fuerzas de seguridad me detendrán y me acusarán de asalto. No quiero olvidar quién soy e intento desvincularme de sus mecánicos actos. Se, sin embargo, que el tiempo corre en contra de mis deseos. Al buzón de mi casa ya solo llegan facturas, mientras varios mensajes amenazan con desbordar mi correo electrónico. En las últimas facturas aparece la dirección de una pagina web, mientras se indica que el recibo digital ya está a mi disposición. En la pantalla de mi televisor se anuncia la nueva asistencia sanitaria por videoconferencia. Mis amigos me envían abrazos virtuales y las plantas de mi jardín se secan, mientras el jardinero, absorto en su último videojuego, planta nuevas especies en su jardín del ciberespacio. Es inútil  descolgar el teléfono para intentar emitir un S.O.S que se escuche en alguna parte, porque ya no queda nadie que pueda descolgarlo.


['Cibercaptura' por Manuela Vicente Fernández | Tinteros]
Leer, cada ocho horas, es el remedio

numero de visitas de una pagina web

Seguidores

Entradas populares

Twitter